Zapatillas para correr minimalistas, ¿Son buenas para practicar running?

Las zapatillas minimalistas y la depurada técnica de carrera van asociadas a un gasto energético mínimo y una máxima eficiencia de carrera, esto no es ningún mito o moda pasajera es una realidad que lo avalan cientos de estudios en revistas de alto impacto. Llevar todo esto acabo es realmente difícil por lo cual este calzado no es el más adecuado para muchos corredores o ¿todo el mundo puede conducir un formula 1?

La variedad en los entrenamientos es la clave para una gran forma física, refiriéndonos no solo a mejorar marcas en cualquier disciplina del running sino a disminuir el riesgo de lesiones, con lo cual siempre recomendamos que una parte del entrenamiento sea con zapatillas minimalistas e incluso descalzo o «barefoot» (en función del terreno donde entrenamos)

Al ser zapatos deportivos con drop cero o cercano a cero favorece el apoyo de antepié en la carrera, pero ojo muchos estudios y la práctica clínica de nuestro podologo en Málaga, demuestran que si no se entrena este tipo de técnica no tiene por qué producirse este apoyo de antepié simplemente por el uso de este tipo de calzado. Son una gran cantidad de corredores los que observamos con zapatillas minimalistas que tienen un primer contacto de talón siendo esto contraproducente en el binomio entre zapatilla minimalista y técnica de carrera (alto índice de lesiones).

Una de las claves (seguramente la mas importante) para reducir nuestras fuerzas de impacto es contactar justo debajo de nuestro centro de masas, no el usar zapatillas de running más o menos amortiguadas (técnica de carrera siempre más importante que calzado).

Son muchos los «trucos» o consejos que se puede seguir para conseguir ese contacto «perfecto» como puede ser mejorar nuestra cadencia (aumentarla en la mayoría de los casos, especialmente en runners poco experimentados) etc…

Las zapatillas minimalistas claro que son una realidad y cada vez mas deportistas de élite recurren a su uso, pero no caigas en el error de pensar que las zapatillas de correr son la clave del éxito de un buen corredor, son solo un aspecto más a tener en cuenta.

La postura, la propiocepción, la fuerza, la activación muscular, los adecuados patrones en la técnica de carrera, ergonomía, flexibilidad, planning estratégico de entrenamiento, frecuencia, cadencia…. cada apartado suma o resta un punto más de conseguir nuestro máximo rendimiento.

 

Director en Clínica Podiafys | Web | + posts

Diplomando en Podología por la Universidad de Málaga en la Promoción 2007/2010, con postgrado en Ortopodología Clínica por la Universidad de Barcelona. Colegiado 1112 por el Ilustre Colegio de Podólogos de Andalucía.

Scroll al inicio
Call Now Button